El fraude y las redes sociales en Venezuela


Mensajes con falsos remitentes solicitando datos personales y enlaces que ofrecen premios o regalos son algunas estrategias que usan los delincuentes cibernéticos para cometer fraude.

Las redes sociales se han convertido para millones de venezolanos en un medio no sólo para interactuar, sino para adquirir o vender productos y servicios.

La delincuencia organizada de Venezuela encuentra en las redes sociales el lugar ideal para cometer delitos cibernéticos, que han venido aumentando desde el año 2012 en todo el territorio nacional.

El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), cuenta con la División de Delitos Informáticos, encargada de velar por el cumplimiento de la Ley Contra Delitos Informáticos, la cual previene y sanciona los delitos cometidos contra los sistemas tecnológicos. Las penas por estos incidentes van de cinco hasta 10 años o más, dependiendo de la gravedad y sus consecuencias.

¿Cuales son los tipos de fraudes en redes sociales?

Transacciones comerciales. En un mundo interconectado son cada vez más frecuentes  las ventas o intercambios por Internet y, con ellos las estafas cibernéticas, uno de los delitos viturales más frecuentes en Venezuela.

Los estafadores suelen ofrecer algún producto o servicio en un portal web o cuenta en redes sociales.  El fraude ocurre, cuando el comprador, tras haber cancelado el importe del producto, nunca lo recibe.

Phishing.  Se debe estar aleta ante la recepción de mensajes sospechosos, ya que se puede tratar de un caso de phishing.

El phishing es un término informático que denota  ingeniería social para adquirir información confidencial de forma fraudulenta. Por lo general el fraude es cometido con el envío de información engañosa, como el hacer creer que el usuario se ha ganado un premio y que para obtenerlo debe ingresar datos personales, como nombres y números de cuentas bancarias.

Catfish. Otro de los fraudes en redes sociales es el catfish, mejor conocido como identidad falsa. La implementación más común de este tipo de fraude es cuando las personas mienten sobre su identidad en la web con el fin de crear relaciones románticas y obtener beneficios económicos de esto.

Las personas más vulnerables a este tipo de ataques cibernéticos son las niñas, niños y adolescentes, pues crean un vínculo con el estafador, quien basándose en un sentimiento de amor, amistad o lástima, exige dinero a las víctimas.

Sin embargo, los fraudes en redes no son los únicos delitos informáticos que ocurren en el país, existen otros que se enfocan en el sabotaje y desmejoramiento de los servicios.

La Superintendencia de Servicios de Certificación Electrónica (Suscerte) comenta que “la conectividad y dependencia de las plataformas y servicios basados en redes ha aumentado considerablemente, con lo cual se incrementó la exposición de los ciudadanos, empresas comerciales y Gobierno, a delitos y diferentes amenazas cibernéticas”.

Suscerte clasifica los delitos informáticos más frecuentes y graves dentro del territorio nacional en cuatro tipos. Uno de ellos es la Inyección SQL, un método empleado por los delincuentes cibernéticos en donde se infiltra un código malicioso en una aplicación o sitio web, aprovechando la vulnerabilidad informática del mismo, para alterar la base de datos del navegador.

Similar a este encontramos el Cross-Site Scripting (XSS). Las personas que se lucran con este delito utilizan la debilidad de un sitio web, generalmente en el proceso de validación, para inyectar códigos html, php, entre otros, con el fin de conseguir información clasificada y robar sesiones de usuarios para ser utilizados en asuntos delictivos.

Otro de los ciberdelitos es la Denegación de Servicio (DoS), que es un ataque generado a una determinada red de computadoras, con el fin de sobrecargar los servidores en especie de sabotaje.

La Desfiguración de Portal Web es el delito que se comete con mayor frecuencia en el país, consiste en la manipulación no autorizada de un sitio web mediante la implementación de un software malicioso. Este tipo de hecho delictivo por lo general persigue fines políticos. En el 2017 se registraron 132 ataques de este tipo, y 21 en lo que va de 2018.

Suscerte, conjuntamente con el Sistema Nacional de Gestión de Incidentes Temáticos (VenCert), sostienen que en el año 2017 fueron 2 mil 888 los incidentes electrónicos donde 226 corresponden a los cuatro tipos de delitos informáticos antes mencionados y son 24 los que se han registrado este año hasta la fecha.

Recomendaciones para evitar ser víctima del ciberfraude

La Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) ofrece anualmente diferentes charlas sobre los peligros y amenazas en Internet y las redes sociales, en  donde recomiendan a las usuarias y usuarios:

  • Cuida lo que publicas en Internet y en redes sociales.  Todo lo que se hace en la red de redes deja rastros que pueden caer en manos de un ciberdelincuente.

  • Nunca agregues contactos desconocidos.

  • Evita ingresar correos electrónicos y números de teléfono al momento de crear o actualizar una red social.

  • Configura el estado de seguridad de tus redes sociales.

  • Utiliza contraseñas seguras, que contengan caracteres alfanuméricos, letras mayúsculas y minúsculas para mayor seguridad.

  • Evita usar datos personales como nombres propios, de familiares o mascotas, apellidos, fechas de nacimiento y nombres de usuarios en las contraseñas.

  • Evita ingresar en enlaces sospechosos, puede ser un intento de fraude cibernético.

  • Desconfía de promociones y concursos, sobre todo si son enviados por correo electrónico o aparecen en ventanas emergentes.

  • Si vas a realizar compras en línea, hazlas en páginas con buena reputación y que sean reconocidas.

¡Recuerda! No publiques toda tu vida en las redes sociales.

Cuando publicas tu información en Internet deja de ser privada y puede caer en manos de un ciberdelincuente, sé cauteloso.

Periodista: Oriana Reina


22 mayo, 2018




La Oficina de Atención a la Usuaria y al Usuario concede a la ciudadanía una esmerada e inmediata atención para todos aquellos requerimientos inherentes al área, con un personal altamente calificado que ofrecerá una orientación eficaz.

Centro de Desarrollo e Información en Telecomunicaciones especializado en generar programas educativos innovadores, para la formación y actualización permanente en materia de Telecomunicaciones y temas de interés comunitario vinculados al sector.

Conatel es el ente encargado de la administración y asignación de nombres de dominios bajo la estructura de primer nivel “.ve” en la red mundial de Internet, de acuerdo a lo establecido en el Capitulo III de la reforma de la Ley Orgánica de Telecomunicaciones.


Un Medio Comunitario es un espacio de construcción de nuevas relaciones sociales, para empoderar a las comunidades y fortalecer la cultura local, dando participación activa y protagónica a quienes nunca han tenido voz, con el impulso del Estado.

El Fondo de Responsabilidad Social está dirigido a financiar proyectos de desarrollo y fomento de la producción nacional, capacitación de productores nacionales de obras audiovisuales o sonoras, investigaciones relacionadas con la comunicación, entre otros.

El desarrollo del Sector Telecomunicaciones se sustenta en la correcta y oportuna declaración de tributos por parte de los prestadores de servicios debidamente autorizados para tales fines por el Estado venezolano.

La mejor manera de observar, estudiar, analizar y comprender la evolución y el comportamiento del sector telecomunicaciones es a través de la consulta de las estadísticas del sector recopiladas y publicadas trimestralmente por nuestra institución.